VINOS

Mejores manzanillas: Callejuela

BODEGA: Callejuela

ZONA VINÍCOLA: D.O. Jerez y Manzanilla de Sanlúcar

VARIEDADES: Palomino

Manzanilla Almacenista Callejuela 2016 es la más sutil y elegante de las creaciones que conforman la colección Soleras de Almacenista de los hermanos Blanco, responsables de la Bodega Callejuela. Este vino generoso se ha mantenido durante cuatro años realizando una crianza estática, es decir – fuera del sistema dinámico de soleras y criaderas – en botas viejas de roble, bajo velo de flor, hasta completar un desarrollo y evolución únicos que lo clasifican como Una Palma. Cada bota y cada pago se ha desarrollado y evolucionado de distinta forma, dando vinos particulares y únicos. Sabroso, fino y distinguido.

La Solera Almacenista Macharnudo 2016 pertenece a la nueva gama de 3 vinos llamados Soleras de Almacenista de los hermanos Blanco de Viña Callejuela. Se elabora a partir de uvas seleccionadas y maduradas de Palomino Fino. El suelo es un tipo de albariza, llamado Barajuela (suelo fósil y poroso). Este suelo particular junto con el clima hace un terruño más extremo que el de Callejuela y Añina. Poseen viñedos en 3 pagos (Callejuela en Sanlúcar, Añina, entre Sanlúcar y Jerez, y Macharnudo cerca de Jerez) haciendo un vino de cada tipo de viña. Luego se envejecieron de forma estática en Sanlúcar, y sin el refrigerio regular proporcionado por una solera, los vinos se desarrollan más rápidamente, por lo que para conservar su carácter biológico deben ser embotellados temprano.

Nariz compacta pero bastante aromática, con notas moderadas de paja fresca y agradables minerales (grava húmeda, tiza, toques metálicos). También con toques dulces de almendras, manzanas maduras, mantequilla y aceitunas. Notas oxidativas muy ligeras. En general, una elegante mezcla de mineralidad y trazas de frutas dulces. Toque de frutas agridulces, jugosas, con una clara huella amarga de la flor en todas partes. Salmuera de oliva y cáscara de limón.

Tres generaciones de mayetos marcan el origen y destino de Callejuela. En 1980, Francisco Blanco Martínez, padre de los actuales gerentes, comenzaba con su pequeña bodega tras más de 20 años de jornalero en distintos campos de viña. Situada en el centro del Barrio Alto sanluqueño, en la calle Caño Dorado, destinaba casi la totalidad de su producción a la venta de vino a otras bodegas. Como buen creador y previsor, desde el primer día comenzó a crear los orígenes de la actual Callejuela. En la década de los 80 son varias las viñas que adquiere; 5 hectáreas en el Hornillo, otras tantas en Macharnudo, la Añina en la finca Las Mercedes de Jerez o la Casilla entre otras. Más de 28 hectáreas entre Sanlúcar, Jerez y El Puerto.

La tercera generación de los Blanquitos toman las riendas de las viñas y bodegas en 1998 creando entonces la marca Callejuela. Muchos son los pasos que estos mayetos toman enfrentándose a cambios en el Marco y el mercado pero manteniendo siempre su esencia, el trabajo en la viña. En 2005 embotellan las primera botellas de Manzanilla, hasta la fecha todo era a granel. Y 2015 es un año importante al renovar su imagen y lanzar por primera vez una pequeña colección de vinos nunca antes mostrados. Quinario, El Cerro, Blanquito o La Casilla, sus vinos viejos, acompañan a la gama Callejuela.

Precio Aproximado: 30 Euros                  Puntuación propia: 9,2 sobre 10