VINOS

Vino del mes: Enero 2023

Comenzamos un nuevo año y como siempre deseando que venga cargado de buenas intenciones y mejores proyectos. Nosotros para brindar por él y sobre todo, por las cosas buenas que tienen que venir, os vamos a recomendar uno de esos vinos míticos, icónicos de los que se elaboran en la geografía española. Uno de esos vinos que todo buen amante a este elixir de los dioses debería probar, por lo menos una vez en su vida, pues como sabemos su precio no esta al alcance de todas las economías..

Por eso también desde apoloybaco periódicamente sacamos una campaña de bonos de ayuda a la asociación en la que se suele sortear entre nuestros socios, socias, amigos y amigas una botella de este tipo de vino tan celestial y emblemático de la producción vinatera de nuestro País, para que el afortunado o afortunada pueda disfrutar de él por una módica cantidad de dinero. Y el pasado año 2022, como muestra la foto, le ha tocado al socio Manuel Vela. Ea !!! que lo disfrute.

Degustar este tipo de vinos es como pegarle un sorbo al pasado, pues son vinos que por lo general suelen tener una larga crianza, como es el caso de este Vega Sicilia Único 2006 que presentamos para este mes de enero, con mas de 10 años de crianza. Te lo estas bebiendo ahora, en el presente, pero sus aromas, sus sabores, sus sensaciones pertenecen al pasado.

Beber estos vinos es como mirar al cielo, en el que ves luces que pertenecen al pasado, ya que sabes que muchas de las estrellas que estas viendo ya no existen, están muertas, pero después de miles de años y hasta de millones de años, ahora nos llega resplandeciente su luz. La luz, como sabemos, viaja a casi 300.000 km/s. Las estrellas están tan lejos de nosotros, que incluso la luz de las más cercanas tardan años en llegar a nuestro Sistema Solar. La más cercana, Alfa Centauri, está a unos 4,25 años luz, y la más brillante, Sirio, a 8,6. Una de las estrellas mas lejanas a simple vista es Deneb, en la constelación de el cisne (Cygnus), que está a casi 3.000 años luz. Eso quiere decir que, cuando la observas, la luz que estás viendo comenzó su viaje hacia aquí, hacia nosotros cuando en la península Ibérica se fundo Cádiz por los fenicios. Puede parecer mucho tiempo para nosotros (y lo es, dentro de nuestra esperanza de vida), pero en relación a la edad media de una estrella, que es de miles de millones de años, no es nada. Así que a menos que haya ocurrido algún tipo de catástrofe cósmica inesperada en Deneb, seguirá ahí.

< Vega Sicilia Único. 2006; Es una estrella en el firmamento vinícola tanto nacional como internacional, que brilla con luz propia y que seguirá brillando por muchos años mas. Sin duda es la gran referencia y el buque insignia de la bodega. Procede de las viñas mas viejas de la propiedad, de unos viñedos situados a unos 700 metros de altitud. La bodega dispone de 210 hectáreas, de las cuales 40 se utilizan para la elaboración de «Único». La edad del viñedo es de unos 35 años aproximadamente, se encuentran en suelos arcillo-calcáreo con zonales pardo y una parte aluvial.

La añada 2006 estuvo marcada por un invierno especialmente frío con lluvias frecuentes y nieves a finales de febrero. La primavera registró temperaturas anormalmente altas que propiciaron la formación de tormentas a comienzos de abril. Noches de mayo y junio frías que no provocaron daños significativos. El verano fue normal con temperaturas altas que adelantaron la maduración de algunas parcelas. Fue calificada por el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero como Buena.

La cosecha comenzó el 9 de septiembre de 2006, manual y en cajas de 12 kilos, con un rendimiento de 3.600 kilogramos por hectárea. Es un coupage de 94% Tinto Fino (Tempranillo) y 6% de Cabernet Sauvignon. La crianza de Único es probablemente una de las más largas del mundo, durando un mínimo de 10 años entre madera y botella. Se utilizó madera francesa y americana, barricas de 225 litros nuevas y usadas y tinos de 20.000 litros. Acabado el proceso de fermentación, permaneció 22 meses en tino de madera, 22 meses en barrica nueva, 28 meses en barrica envinada y 24 meses en tino de madera de gran capacidad. Resto botella hasta su comercialización. Fue embotellado En junio de 2014. Con una producción de 95.000 botellas.

Vega Sicilia Único. 2006; A la vista presenta un profundo color rubí. En nariz es complejo, ciruelas pasas, vainilla, cuero, pimienta, monte bajo. Estamos ante una añada de corte atlántico que sugiere notas frescas en nariz En boca se presenta con un ataque fino, paso de boca firme sin estridencias, potente y aterciopelado, redondo y final marcado por la mineralidad. La prolongada crianza en barrica regala elegantes matices sápidos en todo el recorrido. Vino con un potencial de guarda de entre 40 a 60 años.

Bodega Vega Sicilia; están situadas en la localidad vallisoletana de Valbuena de Duero, en una finca que conforma una vega que sigue el curso del río. Este pone límite norte a las 1.000 hectáreas de la propiedad; el límite sur lo establece el bosque que se encarama por la ladera que llega hasta la planicie.

La finca cuenta con una plantación de 250 hectáreas de viñedo, del cual el 80% está plantado con la variedad autóctona, la Tinto fino o Tempranillo, y el resto con Cabernet sauvignon, Merlot y Malbec. Los suelos son arcillo-calcáreos, con zonas pardas y aluviales.

La Ribera del Duero posee un clima de tipo continental con influencia atlántica. Las precipitaciones son escasas, con medias anuales que no superan los 500 mm, concentradas especialmente en primavera y otoño. La insolación, extensa y abundante, alcanza medias anuales de 2.200 horas de sol, y el río Duero favorece las neblinas y brumas matinales que configuran una fuente adicional de humedad.

El comienzo del siglo XXI llegó a la familia Álvarez (actuales propietarios) con un nuevo reto: el desembarco de Vega Silicia en Rioja. Para ello, el grupo se unió a otro de los nombres míticos del mundo del vino, Benjamin Rothschild, propietario de importantes bodegas en Francia. Ambas firmas sacaron conjuntamente al mercado en 2013 el vino Macán, correspondiente a la añada 2009, el primer vino de Vega Sicilia en la D.O.Ca. Rioja. En junio de 2017 tuvo lugar la inauguración de una espectacular bodega ubicada en el municipio de Samaniego proyectada por el arquitecto Enrique Johansson