VINOS

Vinos y Cine: Ciencia Ficción

Se trata de un género que narra historias especulativas basadas en la ciencia de fenómenos imaginarios o ficticios. Comúnmente se ha utilizado para comentarios críticos de aspectos políticos y sociales. El cine de ciencia ficción representa a un género propio, adaptado de su equivalente en el campo literario. La característica principal de las películas de ciencia ficción es que representan espacios futuristas y con elementos no creados o irreales en la actualidad.

A pesar de la modernidad que sugiere el contenido del género de películas de ciencia ficción, sus orígenes se remontan a los inicios del cine. En concreto al cine mudo con el Viaje a la Luna (1902) de Georges Meliès.

En este genero cinematográfico, los vinos han jugado sobre todo el papel de estar presente en algunas de sus escenas, principalmente en aquellas películas que son adaptaciones de obras literarias, eso sí de importantes y reconocidos autores de este género como el propio Julio Verner, uno de los precursores de la ciencia- ficción.


De la Tierra a la Luna; Dirección Byron Haskin. Estados Unidos. 1958. Reparto: Joseph Cotten. George Sanders. Debra Paget. Tras el final de la Guerra de Secesión americana, un científico visionario, llamado Victor Barbicane, inventa el «Potencia X», un nuevo combustible capaz de generar energía sin límite. Junto a su ayudante y la hija de éste parte en un cohete, propulsado por el nuevo combustible, hacia la Luna, donde vivirán increíbles aventuras. Adaptación de la novela homónima del visionario escritor Julio Verne, escrita en 1865. El film fue dirigido por Byron Haskin, uno de los grandes maestros de los efectos especiales de los años 50, que también hizo carrera como director,

Como comentábamos en la introducción a este género cinematográfico  el vino esta presente de una forma pasiva. En este film cuando describe los preparativos del lanzamiento del cohete y al numeroso y variado público asistente a tan curioso acontecimiento, ya nos habla de un combinado de moda en esa época: El Sherry cobbler, Éste cóctel fue creado en Estados Unidos. Causó furor, siendo todo una moda durante la década de 1830. El Sherry cobbler es entonces vino de Jerez, un poco de azúcar, algo de soda, hielo picado por doquier y una rodaja de naranja.


Star Trek. Es una franquicia de medios estadounidense creada por Gene Roddenberry que comenzó con la serie Star Trek: la serie original de 1966 y rápidamente se convirtió en un fenómeno mundial de la cultura pop. Sigue los viajes de la nave espacial USS Enterprise, una nave de exploración construida por la Federación Unida de Planetas en el siglo XXIII, en una misión de cinco años para «explorar nuevos y extraños mundos, buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones,

Es una de esas sagas que ha dejado fans ansiosos por más y más episodios durante años. Algo no muy conocido para los poco seguidores de Star Trek (e incluso para los más conocedores) es el vino de Chateau Picard, la bodega de la familia del Capitán, de una finca en el corazón de la mundialmente famosa región de Saint-Estèphe en Francia, que presenta «una mezcla de 85 % Cabernet Sauvignon y 15 % Merlot» que «pasa 14 meses en roble, 70 % sazonada y 30% nuevo.


2011:Una odisea en el Espacio. dirigida por Stanley Kubrick y estrenada el 1968. El guion fue escrito por el propio Kubrick y por el novelista Arthur C. Clarke, basándose en un cuento de este último titulado El centinela, escrito en 1948. El reparto está integrado por Keir Dullea como Dave Bowman, Gary Lockwood como Frank Poole, Douglas Rain como la voz de HAL 9000 y William Sylvester como el Dr. Heywood Floyd. Es una película de ciencia ficción multitemática, que aborda temas como la evolución humana, la tecnología, la inteligencia artificial y la vida extraterrestre. Se caracteriza por un notable realismo científico, por sus revolucionarios efectos especiales, por algunas de sus ambiguas; en algunos casos, surrealistas, e, incluso, psicodélicas imágenes.

Su trama se centra en un equipo de astronautas que trata de seguir las señales de radio emitidas por un extraño monolito hallado en la Luna y que parece ser obra de una civilización extraterrestre. La presencia de los vinos es peculiar tributo al vino de Jerez, del que disponen en la base lunar a donde el Dr. Heywood Floyd ha sido enviado para descubrir el misterio: «Floyd se hundió en un cómodo sillón de cuero, siéndole ofrecida una copa de jerez, obsequio de los laboratorios biológicos lunares”.

Comparte