VINOS

Visita Bodegas Halcón. Lebrija (Sevilla)

vinos Halcon entradaUna bodega muy singular, situada fuera del tradicional Marco de Jerez, pero que esta inscrita por el Consejo Regulador de Jerez y Manzanilla de Sanlúcar como una bodega de producción de dicha Denominación de Origen.Así esta considerada Bodegas Halcón en Lebrija (Sevilla). Bodega que a principios del 2020, tuvimos el placer de visitar una representación de Apoloybaco.

De Lebrija nos cuenta la leyenda que era una ciudad que le rendía especial culto al Dios Baco. Pero según los vestigios arqueológiccos fue una ciudad fundada por los Fenicios, sobre posiblemente la  sociedad indígena existente, lo que conllevo cambios en la cultura material de la misma, por ello desde el VIII a.c. y durante el VII a.c  se produjo un proceso de interación / aculturación y a esta etapa se ha denominado “Fase Orientalizante” o Tartéssica. 

Así en el mundo “tartésico” se produjo la adopción de la tecnología, ideología y cultura material fenicia u oriental sensu lato. En suma la presencia fenicia constituyo el motor de cambio social, como muestra el registro arqueológico. Y su consecuencia fue la creación de Tartessos, como expresión del estado fenicio en occidente. Uno de sus vestigios materiales mas conocidos son los los seis candelabros del siglo VI a.c. hallados en Lebrija.

Y según los especialistas e historiadores los fenicios fueron los que introdujeron el vino en la Península Ibérica, su expansión por el Paleoestuario del Guadalquivir les hizó llegar a todos los poblados existentes en sus orillas como el caso de Lebrija. Y así es como aquí conocieron el vino y seguramente la producción del mismo.Aunque ya sin duda alguna fue en época romana cuando el cultivo de la viña y la producción del vino se generalizó y por consiguiente el consumo del mismo se universalizó.

Y Lebrija fue también un núcleo de población romana, la Nebrissa Veneria, prueba de ello son las casas romanas halladas en el 2002 durante las obras de rehabilitación de la actual casa de la juventud. Los romanos llenaron de vides los campos de la penísula ibérica y en esta comarca es muy posible que entre esas vides se encontaran las «Amineas», las «Nomentanas», las «Eugenias y las «Basilicas o Real» ( a la menor e ellas se le llamaba en Hispania «Cocolubis» ) y como escribía Columela en su Res Rustica: » su vino aguanta mucho tiempo, y a fuerza de años adquiere cierta bondad”

vinos Halcon patio entradaEs posible que esta uva que nos describe el agrónomo gaditano Julio Moderato Columela sea alguna de las variedades de cepas originarias del suroeste epañol, como la Garrido fino, la zalema o la propia palomino, ya que sus vinos como decia Columela; agunta mucho tiempo y al transcurrir los años adquieren bondad.

Bodegas Hacón, es heredera de alguna manera de la tradicción vitivinícola de esta amplia zona, en la que sin menos preciar a los demás tipos de vinos, predominan los vinos Generosos, como los que se elaboran en esta peculiar bodega, cargada de una extrañable y excepcional trayectoria.

Bodegas Halcón correspondería arquitectonicamente hablando a la categoría de Unidades Bodeguera, y dentro de su distintas tipologias se le acerca a la de «Casa Bodega» que se define como un conjunto edificatorio que aúna usos residenciales y bodegueros, en superposición espacial (bodegas en planta baja y vivienda en altas) o en volúmenes independientes aunque anexos.

También se la puede tipificar como «Bodegas en torno a patio»; que son aquellas estructuradas a través de un patio como elemento definidor. Y este de la foto sería el bello y romanticista patio de entrada, a la derecha del mismo quedaría en casco de bodega, al frente de la entrada la casa de dos plantas y a la izuierda otras dependencias multiusos (almazara, cuadras, zonas de huerta). que conferían al lugar un carácter de hacienda urbana. Se trata de una superficie de gran extensión (unos 4.000 m2), que limita con el trazado de la muralla almohade y con la iglesia de Nuestra Señora de la Oliva. Del exterior señalar su silueta y característico color almagra, que forma parte del paisaje tradicional del conjunto histórico lebrijano..

vinos Halcon propietariaBodegas Halcón, Las primeras referencias de esta Casa-Bodega datan de 1711, cuando se levantó en el siglo XVIII, por encargo de la familia Diosdado, pasando con posterioridad al linaje de San Gil. En el siglo XIX paso al Marqués de San Gil, en concreto Fernando Halcón y Mendoza, VIII Marqués de San Gil quien comenzo su actividad bodeguera en 1911, llamandose entonces Bodegas Marqués de San Gil. La hermana del actual Marqués de San Gil, la tercera de 8 hermanos, Margarita Halcón (en el cenro de la foto), afronta el nuevo proyecto llamado Bodegas Halcón. Aunque las bodegas ya estaban constituidas y en funcionamiento, cuando decide aventurarse en este proyecto, en el año 2015, se lleva a cabo una importante reforma y puesta a punto.

Margarita nos fué mostrando este maravilloso «Dédalo» bodeguero, comenzando por una pequeña bodega que se accede por el patio principal donde se encontraban las botas para envejecer los vinagres de vino. De aquí pasamos a recorrer las dependencias multiusos, donde en tiempos existia un lagar, una almazara, las cuadras, tonelería y un bonito patio, actualmente son espacios decorados con elementos bdegueros y en los que se pueden celebrar diveros tipos de eventos.

A continuación visitamos lo que ellos llaman cariñosamente «casa de campo», un zona ajardinada, cubiertos por las macetas típicas de alfarería de barro blanco de Lebrija, otrora el huerto de la casa y paseamos por los restos de la muralla almohade. También pudimos ver algunas de las dependencia de la casa, diversos salones, despachos y archivos profusamente decorados con cuadros y pertencias diversas de los diferentes marqueses de San Gil. Por aquí han pasado escritores, músicos, intelectuales y toreros. Personalidades como Pio Baroja, Fernando Villalón o Azorín.

Nos quedaba conocer el casco de bodega, una nave alargada de techos altos a dos aguas y con arcos para su sujección, a la entrada, antes de acceder al casco de bodega, se encuentra «la Sacristía», la zona noble de la bodega, el «rincón» mas aprecido, esta compuesta por botas de roble americano, aquí es donde envejecen los vinos mas viejos, los premium, amontillados, palos cortados y olorosos. Y después la bodega con una fisonomía de bodega «Catedral» al estilo jerezano, todo ello constituye un marco inigualabre para la crianza de sus vinos. 

vinos Halcon bodega interior vinos Halcon patiointerior
Antiguamente lagar, almazara y despacho de vino y aceite,   Preciosa estampa desde el lugar que accede a la zona ajardinada 

vinos Halcon catando

Margarita Halcón fue explicándonos detalladamente y de forma muy didáctica cada espacio de este conjunto arquitectónico que componen Bodegas Halcón, Para finalizar a la entrada del casco de bodega – como muestra la foto de la izquierda – un lugar encantador, rodeado de grandes recuerdos y sobre todo de los aromas que desprenden las botas de crianza. Aquí tuvimos ocasión de catar algunos de sus vinos, que fueron comentados con cariño y amor por nuestra anfitriona. 

En primer lugar nos comentó que ellos actualmente no cuentan con viñedos propios y que el mosto con el que refrescan periodicamente sus botas lo adquieren en el Marco de Jerez, por lo que la variedad de uvas es la Palomino y algo de Pedro Ximénez. La degustación comenzó con un fino que comercializan con el nombre de El Marqués, extraido directamente de la bota, como los restantes vinos que catamos. El suiguiente fue un fino pasado comercializado con el nombre de Bota 102, al llevarmelo a la boca me recordó los finos antiguos de Jerez y El Puerto que bebía en mi juventud.

Después pudimos probar el oloroso seco, al que llaman Zamarrita y para finalizar esta agradable y cálida visita, Margerita nos ofreció uno de sus diamantes enológicos sacado de las botas de la «Sacristía» el amontillado muy viejo que comercializan con el nombre de La Giraldilla, que por cierto, así es como llaman a la torre de su vecina iglesia de Santa María de la Oliva. Un vino sencillamente excelso, extraordinario o como diría un viejo amigo mío espectacular. 

vinos Halcon bodega 4 ElMarques vinos Halcon bodega 2 bota102 vinos Halcon bodega 7 YoSolo vinos Halcon bodega 1 bigotillo

El Marqués. Fino: Color amarillo pálido, salino y frutos secos en nariz. En boca seco y punzante

Bota 102. Fino Pasado; color topazio a ámbar. Nariz frutos secos y madera noble. En boca es seco, punzante y frutos secos 

Yo Solo. Oloroso abocado, color caoba, aromas avellanas y especies, Sabroso y suave

Bigotillo. Amontillado; color ambarino. nariz avellanas y maderas. En Boca seco y envolvente 
vinos Halcon bodega 5 Zamarrita   vinos Halcon bodega 5 Giraldilla  vinos Halcon bodega 5 Giraldilla Oloroso  vinos Halcon bodega 5 Giraldilla Palo
Zamarrita. Oloroso seco; color caoba, frutos secos e intenso y redondo en boca.  La Giraldilla. Amontillado; mas de 20 años de crianza. Color caoba, nariz intensa avellanas. Boca punzante y seco  La Giraldlla. Oloroso; mas e 20 años de crianza. Color caoba, nariz potente frutos secos. En boca seco y envolvente  La Giraldilla. Palo Cortado, mas de 20 años de crianza. Color castaño – caoba, nariz punzante , futos secos, boca seco y sabroso 
vinos Halcon bodega 6 PX vinos Halcon bodega 3 conchita vinos Halcon bodega 6 Vermut
Traslaiglesia. Pedro Ximenez;  Color Ebano, Nariz frutos secos, higos y pasas. En Boca  muy dulce, untoso, uvas de pasas Conchita. Medium; Color castaño oscuro, Nariz aromático, pasas y madera. En Boca dulce y cálido, uvas pasas. Paquín Pacón. Vermut: Caoba – cobrizo. Nariz hierbas aromáticas. En Boca dulce, especiado y amargo